El hombre de las mil arrugas y Baphomet; la maldición

Escrito en 2006: Nació en el hablar popular como una historia más, de esas que cuentan aquellos que se reúnen año a año al llegar la fiesta del Cristo en la Villa de La Quebrada. En cada año escuchábamos una parte de esa historia, la que fuimos recopilando de a pedazos tal cual se arma un rompecabezas.  

Imagenes Ilustrativas: Pero bastó un solo día para encontrarnos con un hombre cuyo rostro estaba cruzado en mil arrugas.

El mismo, en una de nuestras tantas recorridas nocturnas se nos cruzo en el camino, a pasos de donde hoy se levanta la Universidad de La Punta

bajamos del auto y al hacerlo, se detuvo la marcha del motor y las luces se apagaron.

El hombre de las mil arrugas, se acerco a nosotros y como siempre, llevábamos la cámara lista para tomar fotografías, pero esta no encendió.

Allí notamos que estábamos nuevamente ante un ser más poderoso que cualquier humano.

El celular perdió señal, y al darme la vuelta, mi compañero de travesías nocturnas, ese taxista que siempre me secunda en las salidas de noches de luna nueva, me dijo unas palabras que cortaron el aire tal cual una espada puede cortar un cuerpo.

Ferra, la historia que escuchamos en la Villa es verdad. Es el hombre de las mil arrugas.

Su vestimenta no era de este siglo, aunque impecable se la notaba, esta tenía más de doscientos años.

Y el hombre nos dijo –allá es mi casa. Y mirando hacia la derecha observamos una vivienda de ladrillos y adobe recién construida.

La pregunta fue sencilla – Ustedes vienen por la cabra negra. Asentimos con la cabeza ya que aún no teníamos el valor de emitir palabras.

Y ALLÍ NOS CONTÓ LO QUE HOY PODEMOS LLAMAR UNA NUEVA LEYENDA.

Nos decía que él hace más de doscientos años tenía unas doscientas cabras negras.

En el lenguaje que lográbamos apenas entender, nos decía que en el año 1778 vivía en la provincia de Corrientes, en un pueblo llamado Yapeyú.

Y desde aquel entonces aun esperaba en San Luis al niño José que ese año había nacido el 25 de febrero.

Años después José había pasado por esta zona buscando provisiones y hombres dispuestos a ir pelear a Chile. Había logrado sumar mil hombres. Las mujeres de la provincia mediterránea habían trabajado arduamente fabricando ropa de abrigo en telares para que los hombres no sufrieran del frio en el largo camino al atravesar la Cordillera.

Las mujeres se quedaron solas junto a los niños, y los mil hombres puntanos, todos los que se sumaban en El Chorrillo, partieron a una aventura, a una guerra de la que sabían no volverían vivos.

Pero el hombre de las mil arrugas se quedo ya que ya era viejo pero no dejo de entregar para el largo camino sus doscientas cabras negras.

José nos decía, le habría prometido devolverle su preciado tesoro. Algo que el aun dice estar esperando.

Las mil arrugas se convirtieron en una gran sonrisa ya que aseguraba que José aún anda en nuestro San Luis entre El CHORRILLO, LA PUNTA Y LA VILLA DE LA QUEBRADA, buscando a una cabra olvidada. Una cabra que no quiso ser entregada ya que aseguraba nuestro nuevo amigo, estaba maldita.

Su maldición era su mirada. Todo aquel que mirara fijamente a sus ojos, tendría asegurada que su alma vagára eternamente por nuestras zonas.

José la había mirado y luego de su muerte vagaba buscando al hombre de las mil arrugas y su cabra negra.

Un vecino la vio sobre la ruta 3. Otra que vive a pasos de la iglesia católica fue seguida hasta la puerta de su casa y la vio. Pero al querer mirar sus ojos, esta ya no estaba.

Otros aseguran haberla visto juntos a los chivos que como aparecen…, desaparecen en la zona de la rotonda de ruta 3 y camino a la universidad. El hombre de las mil arrugas, nos siguió relatando que varios lugareños, que hoy viven en nuestra ciudad, lograron verla, mirar sus ojos y así quedaron maldecidos.

Solo José el hombre nacido en Yapeyú, podía cortar esa maldición.

Pero en tanto, ya fueron decenas que sin querer vieron los ojos de la cabra negra. Sobre todo esos pibes que caminan por los descampados. cabranegradentro

La maldición no terminaba allí. Aquellos que se topaban con el animal, de por vida sufrirían grandes tormentos y todo lo material que en vida sumarían, lo perderían para siempre.

Hoy son decenas aquellos que junto a José buscan a la cabra negra para lograr terminar así con el tormento. Pero no son ya humanos de carne y hueso.

Son aquellos que en estos años, se han cruzado con el animal y al mirarlo a los ojos, fueron maldecidos a sufrir una vida eterna deambulando por nuestra ciudad y nuestros descampados.

Ellos, nos decía el hombre de las mil arrugas, son los que provocan los incendios para lograr atrapar a la cabra negra. El hombre de las mil arrugas nos aseguraba que en cada año terminado con el número 6 invocaba cada semana el poder la naturaleza, para que llueva y así no desaparezcan nuestros montes y yuyales.

En tanto cerraba en su apenas balbucear; que hasta que el animal no sea encontrado, serían varias las muertes que se producirían de maneras inimaginables.

La mujer, que vivía a pasos de la iglesia y que trabajo en un lugar mediático, ya sin mirarla a los ojos la ha visto varias veces, pero en su andar por la ciudad, la misma luego de muchos sufrimientos terminó mudándose a otra provincia.

Si usted la ve vecino punteño, no la mire a los ojos. Solo mire la luna nueva y allí a pasos de la universidad, verá esta casa totalmente resplandeciente, junto a un corral que encierra a casi doscientas cabras negras.

Mientras tanto nosotros esa noche, al subir al auto, vimos como el hombre se esfumaba, las luces del vehículo se encendían, al celular ingresa un mensaje de texto….., y por el camino ante nuestra vista, CRUZABA UNA CABRA NEGRA O un Ciervo, o UN VENADO, el susto era más grande que el poder ver el animal y era seguido por alguien que tal vez sería José……

Edgar Fabián Ferrarelli

DNI: 17.479.802

Todos los derechos reservados

¿Quién es Baphomet? La imagen de la cabra negra

Baphomet es una enigmática figura con cabeza de cabra que se encuentra en varias instancias en la historia del ocultismo. Desde los Caballeros Templarios en la Edad Media y los masones del siglo 19 hasta las corrientes modernas del ocultismo, Baphomet nunca deja de crear polémica. Pero, ¿dónde se origina Baphomet? y, lo más importante, ¿cuál es el verdadero significado de esta simbólica figura?. Este artículo analiza los orígenes de Baphomet, el significado esotérico y su incidencia en la cultura popular.notredame

Una figura de Baphomet, en la catedral de Notre-Dame-de-Paris, que fue originalmente construida por los Caballeros Templarios.

 

A lo largo de la historia del ocultismo occidental, el nombre del misterioso Baphomet se invoca a menudo. A pesar de que comúnmente se conoce el nombre en el siglo XX, las menciones de Baphomet se puede encontrar en documentos que datan desde tan temprano como el siglo 11. Hoy en día, el símbolo está asociado con todo lo relacionado al ocultismo, la magia ritual, la brujería, el satanismo y esoterismo. Baphomet aparece con frecuencia en la cultura popular para identificar algo oculto.

La pintura más famosa de Baphomet se encuentra en Eliphas Levi “Dogma et Ritual de la Haute Magie”, un libro de 1897 que se convirtió en un estándar referente para el ocultismo moderno. ¿Qué representa esta criatura? ¿Cuál es el significado de los símbolos a su alrededor? ¿Por qué es tan importante en el ocultismo? Para responder a algunas de estas preguntas, primero tenemos que conocer sus orígenes. En primer lugar, veremos la historia de Baphomet y varios ejemplos de las referencias a Baphomet en la cultura popular.

Orígenes del nombre

Hay varias teorías sobre el origen del nombre de Baphomet. La explicación más común afirma que es una corrupción del francés antiguo del nombre de Mahoma (que era el latín-das a “Mahoma”) – el profeta del Islam. Durante las Cruzadas, los Caballeros Templarios permanecieron durante largos períodos de tiempo en los países de Oriente Medio, donde se familiarizaron con las enseñanzas de la mística árabe. Este contacto con las civilizaciones orientales les permitió traer de vuelta a Europa los fundamentos de lo que se convertiría en el ocultismo occidental, incluyendo el gnosticismo, alquimia, la cábala y el hermetismo. La afinidad de los templarios con los musulmanes condujo a la Iglesia a acusarlos de adoración a un ídolo llamado Baphomet, así que hay algunos vínculos plausibles entre Baphomet y Mahoma. Sin embargo, hay otras teorías sobre el origen del nombre.

Eliphas Levi, el ocultista francés que atrajo la famosa representación de Baphomet argumentó que el nombre había sido derivado de la codificación cabalística:

   “El nombre de los templarios Baphomet, que debe ser escrito kabalísticamente hacia atrás, se compone de tres abreviaturas: Tem. OHP. AB., Templi omnium hominum pacts abbas, “el padre del templo de la paz de todos los hombres”. 1

Arkon Daraul, autor y maestro de la tradición sufí y la magia argumentó que Baphomet vino de la palabra árabe Abu fihama (t), que significa “El Padre del Entendimiento”.

El Dr. Hugh Schonfield, cuyo trabajo sobre la Rollos del Mar Muerto es bien conocido, desarrolló una de las teorías más interesantes. Schonfield, que había estudiado un sistema de cifrado judío llamado la cifra Atbash, que se usó en la traducción de algunos de los Rollos del Mar Muerto, afirmó que cuando se aplica el sistema de cifrado de la palabra Baphomet, se adaptó a la palabra griega “Sofía”, que significa ” conocimiento “y también es sinónimo de “diosa”.

Posibles orígenes de la figura

La representación moderna de Baphomet parece tener sus raíces desde varias fuentes antiguas, pero principalmente de dioses paganos. Baphomet tiene similitudes con dioses por todo el mundo, entre ellos Egipto, el Norte de Europa y la India. De hecho, las mitologías de un gran número de antiguas civilizaciones incluyen algún tipo de cuernos como deidad. En teoría Junguiana, Baphomet es una continuación de los cuernos como arquetipo de dios, como el concepto de una deidad teniendo cuernos está universalmente presente en la psique individual. Cernunnos, Pan, Hathor, el diablo (como se muestra por el cristianismo) y Baphomet tienen un origen común. Algunas de sus características son muy similares.

 

 

Fuente original e Imágenes historia el nuevo despertar